Los Trabajadores Indocumentados Y Pretensiones De Terceros

En 2010, los trabajadores extranjeros, compuesto por un 15.8 por ciento de la fuerza laboral de EE.UU., casi la mitad de ellos son hispanos y más de una quinta parte de ellos son asiáticos. Los nacidos en el extranjero son más propensos que los trabajadores nativos a ser empleados en ocupaciones de servicios como el transporte, construcción y mantenimiento. Los trabajadores extranjeros son también más propensos a realizar trabajos de alto riesgo, posiblemente debido a que no están dispuestos a rechazar estas tareas por temor a ser despedido.

Los trabajadores hispanos nacidos en el extranjero están especialmente en riesgo de lesiones relacionadas con el empleo. De 1992 a 2006, su tasa de muertes relacionadas con el trabajo fue siempre superior a la de otros trabajadores. Muchas de estas muertes ocurrieron en el sector de la construcción. Junto con el hecho de que los hispanos nacidos en el extranjero tienen más probabilidades de tener trabajos de alto riesgo, A menudo tienen un conocimiento inadecuado y poco reconocimiento de los riesgos de seguridad, una formación inadecuada, y escasa vigilancia que se ve agravada a menudo por los diferentes niveles de habilidades de lenguaje y alfabetización entre los grupos de trabajadores no nativos.

Cuando los trabajadores indocumentados se lesionan en el trabajo, la ley estatal determina si se le otorga beneficios de compensación laboral. Bajo la Reforma de Ley de Inmigración y Control (IRCA) es ilegal que los empleadores contraten a extranjeros ilegales y es ilegal que los inmigrantes ilegales presenten documentos de identidad falsos o falsificados para obtener empleo. Algunos estados, como Nueva York, permiten a los indocumentados a recibir Compensación de los Trabajadores, mientras que otros lo prohíben por ser contraria a la IRCA. Independientemente del derecho de beneficios, los tribunales han sostenido que los inmigrantes ilegales tienen derecho a presentar una demanda en un tribunal civil cuando se lesionan en el trabajo de alguien que no sea su empleador o por otro empleado.

José Madeira trabajaba como techador en un sitio de desarrollo en Monroe, Nueva York, cuando cayó desde lo alto de un edificio. Sufrió lesiones graves, requirio cuatro cirugías y tres hospitalizaciones y se ha desactivado sustancialmente. Madeira presentó una demanda de terceros contra el contratista y el propietario del sitio de construcción por violar las leyes de seguridad de Nueva York en el trabajo. En este caso, el tribunal dictaminó que la IRCA no impidie que un trabajador lesionado, indocumentado recupere a los salarios perdidos. Aunque el empleador tenía conocimiento de Madeira lo contrató en violación de la IRCA, Madeira mismo no hizo nada para violar la ley. Más tarde, casos han sostenido que los inmigrantes ilegales pueden ser excluidos de recibir el pago retroactivo o salarios perdidos cuando, presentan autorización de trabajo falsas. Demandas de terceros por los trabajadores indocumentados requieren un examen cuidadoso de los hechos por un abogado que conozca esta área del derecho.

Debido a que los trabajadores extranjeros están expuestos a un riesgo elevado de lesión y muerte, es importante que tengan acceso a los tribunales cuando busquen la recuperación de sus lesiones. Como un Tribunal de Justicia, Dictamino rechazando recuperacion a los trabajadores illegales crea incentiva para los empleadores sin escrúpulos contractar los inmigrantes ilegales para trabajar en los trabajos más peligrosos y proporcionandoles las condiciones deficientes, inseguras de trabajo.

Contáctenos

Si usted ha sido lesionado o pierde un ser querido en el área de Nueva York, contacten los abogados de Nueva York de los daños corporales de la Firma Orlow. Ofrecemos una consulta inicial gratuita y operamos tres oficinas en Nueva York para su comodidad. Podemos ir a usted si usted no puede venir a nosotros.

Para contactarnos, llame al 800-LAW-NYNY.